La artista irlandesa Róisín Murphy versionó el clásico bailable por excelencia de David Bowie, “Let’s Dance”. Con el acompañamiento de Jools Holland al piano y un ensamble.

La cantante interpretó aquel hit ochentoso y también “Incapable” de Róisín Machine, su excelente quinto álbum de estudio incluido en nuestra selección de los mejores discos de 2020.

Murphy no es ninguna extraña a las pistas de baile, ni es la primera vez que se adentra rampante en ellas. Lo había hecho espectacularmente con el éxito pop más grande de su carrera, y uno de los tracks bailables más exitosos de principios de los años 2000: el hit disco “Sing It Back”, un remix de una canción original del dúo Moloko (que integraba junto a su entonces pareja Mark Brydon) a cargo del DJ alemán Boris Duglosch.

En relación a este homenaje a Bowie en el marco de su cumpleaños, la cantautora comentó a través de Twitter que “Tell Everybody” de su álbum Overpowered (2007) estuvo influenciada por el icónico artista inglés, particularmente en los versos.