El cantante encabezó el show en la noche del lunes en Berlín, y volvió a preocupar a sus fans por su estado de salud. El artista de 71 años viene de sufrir algunos percances con su salud que lo llevaron a postergar su gira. Ahora, retomando el lugar en los escenarios, su salud ha despertado alertas en sus fanáticos.

Tras dos años de pandemia, la fecha de la gira de Phil Collins venía postergándose hasta ahora, cuando la banda de rock Genesis regresó a los escenarios en Berlín. Los fanáticos de la mítica banda se mostraron preocupados y sorprendidos por el increíble deterioro de su vocalista, aunque decidieron ovacionarlo efusivamente.

Moto Luján

Genesis regresó a la acción de la mano de sus tres integrantes históricos: Collins, Tony Banks y Mike Rutherford. La agrupación comenzó la última parte de su gira por Alemania dando un caluroso show el lunes por la noche en Berlín.

Pero tras ver el estado de salud de su vocalista, muchos especulan que se trata de la última vez que la mítica banda de rock progresivo y pop-rock se presentará en los escenarios europeos.

La salud de Phil Collins viene preocupando desde hace tiempo. El artista, padre de la actriz Lily Collins, ha transitado diferentes cambios a lo largo de estos años. Desde su imposibilidad para tocar la batería, hasta ahora su dificultad para caminar y mantenerse en pie durante los conciertos.

La gira “The Last Domino” comenzó el año pasado y requiere de una gran exigencia, especialmente para Collins que a sus 71 años permanece sentado en el escenario durante todo el show.

phil collins

Lejos de lamentarse, el músico sorprendió con un concierto completamente alucinante, generando la ovación de pie de sus miles de espectadores.

Desde hace algunos años, la salud del ex baterista ha preocupado a sus fanáticos en repetidas ocasiones. Si recordamos, su última visita a nuestro país en 2018 en su gira “No estoy muerto aún” marcó el comienzo de un deterioro que lo ha absorbido desde entonces.

En aquel entonces, Phil regresó a los escenarios en 2016 luego de haber declarado en 2011 que se alejaría definitivamente de la música debido a una serie de problemas de salud que le dificultaban la continuidad profesional.

El músico perdió la audición de su oído izquierdo, sufre de fuertes dolores de espalda y tuvo que ser operado en 2015, mientras que anteriormente fue intervenido por sus vértebras cervicales en 2009 lo que provocó que dejara de tocar la batería.

También se quebró un pie hace algunos años atrás, por lo que se ayuda de un bastón para poder caminar y permanece sentado en sus shows. Collins logró superar su alcoholismo, sobreponerse de los golpes y volver al ruedo, aunque las secuelas fueron graves y deterioraron su cuerpo. “Es frustrante”, se quejó el rockero en 2021.

De todas maneras, el amor por la música y su éxito rotundo lo han llevado a continuar recorriendo el mundo en su gira. La banda es legendaria desde su éxito en los ‘80 y hasta el día de hoy sus fanáticos esperan ansioso la llegada del trío a su ciudad.

Cuando se le preguntó si sería su última gira, Collins respondió: “Todos somos personas de nuestra edad y, hasta cierto punto, creo que probablemente terminará”. Y agregó: “No sé si quiero seguir de gira”.